Meter la vida en una caja

Embalar la vida en cajas y clasificarlas es algo que en pricipio parece fácil pero no lo es, es complejo, difícil y en algunos casos doloroso, sobre todo si no se trata de tu vida si no de la de otro.

Yo ya he tenido que cerrar, embalar y clasificar dos casas que eran y son de mi madre.

El alzheimer llega sin avisar y deja caminos y rastros de dolor para los que les acompañamos, sobre todo para nosotros porque ellos realmente no saben que es lo que les está ocurriendo.

Así que tú, tienes que meter sus recuerdos olvidados en cajas de cartón frías y oscuras. Clasificar su vida y decidir que vale y que no, que guardas y que tiras. Y te preguntas: Quién soy yo para decidir? Pero te asomas al pasillo y no hay nadie más, solo tú.

Es verdad que también deshaciendo armarios, vaciando cajones y descubriendo qué hay en los altillos, sin querer, conoces más a tus padres.

Porqué guardaban esto o aquello, cuáles eran sus tesoros emocionales que escondían en un lugar oculto.

Y te das cuenta que son solo pequeñas cosas pero que quizá compartirtes con ellos y aún las recuerdas y son la clave de grandes momentos.

Y es entonces y solo entonces, cuando te caés en que la vida esta hecha de pequeños trocitos,cosidos unos junto a otros, como esas mantas de croché. Y que todas ellas finalmente conforman tu vida, su vida, la vida.

Es sencillo sí, y a la vez tan complicado como meter un montón de vida en una sencilla caja ¿No crees?

 

Guardar

Guardar

El torero poligonero

Hace unos días buscando una calle en el laberíntico polígono de Európolis, apareció de la nada un #torero vestido con un traje de luces lila.

Me impresionó tanto como si me hubiera encontrado a un oso panda. El hombre enjuto con el traje que le venía estrecho, luciendo pelo blanco y tristeza en la mirada, portaba un maletín negro por capote y con sus manoletinas del número 45, iba recorriendo el hormiguero de pequeñas empresas que se expanden por el polígono, supongo que en busca de su moroso de turno o de su toro embravecido, eso según se vea.

Un torero perdido en un polígono

Me topé con un torero perdido

Y es que la crisis ha dejado en las cunetas a muchos como al torero de esta historia y  a puesto del revés muchas vidas. Y mientras unos aún pueden “reinventarse”, a otros los reinventan, los disfrazan y los dejan deambulando por la calle.

Me produjo tristeza ver a aquel anciano teniendo que trabajar con un uniforme que le ridiculizaba, para poder seguir comiendo y pagar sus facturas…

Todavía me acordaba del torero cuando al cruzar otra calle del mismo laberinto, le vi al fondo aún perdido.

Leé mi última publicación en Blasting News pinchando aquí

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Existe el Infierno?

Rotundamente sí. Y para visitarlo no hace falta morirse porque está justo aquí mismo. Y de vez en cuando, sin querer caes en él.

24fa46b105caa58a54de41acf1c88b47Pero también existe el cielo, ese espacio donde eres irremediablemente feliz. Y sí, todo está aquí.

El limbo también existe que es ese estado de despreocupación absoluta en el que te encuentras, cuando no estás o en el cielo o en el infierno. Curioso ¿no?.

Por no hablar de los ángeles, esos ángeles protectores a los que rezabas cada noche cuando eras niño antes de dormir. Ellos también existen y de ello doy fe.

33b9c88f87315e2e97dd4667b2e59cdfNo tienen alas, ni espadas de fuego justicieras. Son todas esas personas conocidas o desconocidas que te brindan su ayuda desinteresadamente cuando tú más lo necesitas. Benditos sean.

7738c510a5c20290c1504b4219f70474Es más, todos nosotros podemos ser esos míticos ángeles en algún momento de nuestras vidas. No hay mejor trabajo y además te pagan no en dinero, si no en gratitud y amistad para siempre. Como mola.

 

¡Vamos a arreglar el mundo pero ya!

Ayer leí un pequeño relato que llamó mi atención, no solo por interesante si no también por inteligente. Disfrutarlo porque es un pequeño tesoro.

” Un día dejaron a un cura al cuidado de un niño durante una tarde; era un niño revoltoso como él solo. Después de un par de horas, el cura estaba desesperado porque el niño no paraba y se acercaba la hora de la misa. Como tenía que hacer algo para que estuviese entretenido, mientras miraba una revista se le ocurrió una idea: arrancó una hoja de la revista en la que aparecía un mapa del mundo, la troceó y entregó los papelitos al niño y le dijo: Aquí tienes un rompecabezas, es el mapa del mundo, a ver si para cuando termine la misa lo tienes montado.

9770e2d37c6f14c08f1b9ec98a6232ecEl cura fue a cambiarse convencido de que el pequeño tendría para unas horas, si es que alguna vez llegaba a terminar el puzzle. El niño miró los trozos de lo que parecía una misión imposible. “Arreglar el mundo”. Como los niños gracias a Dios son curiosos, se fijó en el reverso de uno de los trozos y vio que era la cara de una persona. Entonces dio la vuelta a todos los trozos. Cogió una hoja y empezó a ensamblar el rostro desconocido, Cinco minutos después, la cara estaba perfectamente montada, así que puso otra hoja encima de la cara y le dio la vuelta a todos los trozos. Y comenzó a encajar todas las piezas, Cinco minutos más tarde, la cara estaba perfectamente montada, así que puso otra hoja encima del rostro y le dio la vuelta.

En ese momento el cura regresó ya para dar misa, cuando el niño orgulloso le enseñó el mapa del mundo recompuesto. El párroco estaba sorprendido y le preguntó:

– Pero, ¿Cómo lo has hecho? ¿Cómo has arreglado el mundo?

Y el niño respondió:

– No, yo no he arreglado el mundo, eso era muy difícil, pero ví que detrás había una persona y cuando la persona estuvo bien, el mundo también lo estuvo.

Ese fue el sermón que dio el cura ese día: “Cuando tú estás bien, el mundo está bien”.

Para mi simple y genial, no se lo qué opinaréis vosotros.

 

Sigue nuestros contenidos exclusivos para Cosmopolitan t.v en http://www.cosmopolitantv.es/soficoandmum/

Infancias difíciles… adultos más interesantes.

Los padres, por nuestra propia naturaleza de progenitores, siempre tratamos de dar a nuestros hijos lo que consideramos mejor para ellos. Sobre todo en la época actual tendemos a sobre protegerles y mimarles más que en cualquier otro momento de la Historia. Pero esto no siempre es posible y en algunos casos crea un profundo sentimiento de culpabilidad. Por eso escribir este post me ha parecido oportuno.

Si miramos en la biografía de algunas de las personas más interesantes que ha dado el planeta, descubrimos que sus infancias no fueron precisamente fáciles ya fuera por problemas económicos, emocionales entre sus padres o educaciones extremadamente rígidas y no por ello se convirtieron en adultos fracasados.

bcb07cd6cd39de72149bfec5c40d1464John Winston Ono Lennon. Liverpool, 9 de octubre de 1940. Él dice de si mismo y de su infancia lo siguiente: “Una parte de mí quería ser aceptado por todas las facetas de la sociedad y no ser el músico bocazas y lunático que soy. Pero no puedo convertirme en algo que no soy.

Dada mi actitud, los padres de los otros chicos (…) reconocían instintivamente lo que yo era, es decir, un alborotador. Sabían que no iba a ser un conformista y que influenciaría a sus hijos, que es lo que luego sucedió realmente.

Hice todo lo posible por causar problemas en la casa de los amigos que tuve en parte por envidia, porque yo no tenía eso que llaman hogar. Aunque en realidad lo tenía (…) Habían cinco mujeres que eran mi familia. Cinco inteligentes y fuertes mujeres. Cinco hermanas. Aquellas mujeres eran fantásticas (…) Esa fue mi primera educación feminista (…) Una de ellas resultó ser mi madre (…) No sabía cómo enfrentarse a la vida. Tenía un marido que se escapó a la mar en medio de una guerra y no podía conmigo. Por aquel entonces yo tenía cuatro años y medio.

Al final acabé viviendo con su hermana mayor ”

ae48cc7fc50ec44b872d9f129a552673Harry Houdini. Budapest, 24 de marzo de 1874. Su verdadero nombre era Erik Weisz. Su familia se instaló en Winsconsin siendo él muy niño.

Como tenian serios problemas económicos empezó a trabajar a los 8 años limpiando zapatos en la calle y vendiendo periódicos.

Un día su padre le llevó a ver al Dr. Lynn, un mago viajero, y el pequeño quedó seriamente impresionado.

Se marchó de su casa en busca de fortuna y se enroló en el circo, trabajaba de trapecista y contorsionista pero en sus ratos libres estudiaba magia.

Un buen día cayó en sus manos un libro que cambiaría su vida “The Memoris of Robert-Houdin” e inmediatamente convirtió a este mago en su ídolo y adoptó su nombre añadiéndole una “i” final. Acababa de nacer una leyenda.

89206e0adc0e0e64674a336323843445Steve Jobs. San Francisco, 1955.

Sus padres eran dos estudiantes universitarios. Él, inmigrante sirio musulmán y ella, americana de ascendencia suiza y alemana, interesante mezcla. Pero como eran muy jóvenes lo dieron en adopción a una pareja de origen armenio. Más tarde sus padres biológicos se casaron y tuvieron otra hija, la novelista Mona Simpson.

Desde muy pronto a Jobs le interesaron la electrónica y los gadgets y se unió a “Hewlett-Packard Explorer Club”. Fué allí donde Steve vió el primer ordenador y se quedó absolutamente impresionado de sus posibilidades.

Sólo asistió a la universidad durante 6 meses porque era muy cara para la familia pero no volvió a casa, continuó asistiendo a clase como oyente 18 meses más, viviendo como podía de trabajos mal pagados. El resto de su vida ya es Historia.

b2e454fc7bd6a84e837435708409ca84Así que queridos padres, tranquilos. Los niños son más duros y resistentes de lo que pensamos.

La opinión de Soficó. 11 años.

Si estas personas que no han tenido nada en su infancia han llegado a lo más alto, es porque como no tenían “nothing” se propusieron conseguirlo. Si tu ahora mismo eres un niño que lo tiene todo… ¿Qué pasará cuando seas mayor? Si ya has tenido todo, para qué vas a luchar. Mamá no me des desayunar a ver si así prospero.

Lección para padres: no le des todos los caprichos del mundo a tu hijo.

 

El final del verano.

9fdecffc9a8e72cac1e4d16868cd431a

Por Soficó. 10 años.

Como todos los años, el verano siempre termina y con él las vacaciones y el calor.

Y  como no, los helados y la piscina.

7c98c1fc180df4fc0d98a91c1410362a6ec3858bcd4a9cfd5dc1e1036dfcb626Mucha gente siente tristeza como yo. Abandonar el sol, el cielo sin nubes, los amigos de la pandilla y…

194a5324f2620e9d9b31f4549b4ac8d8el surf. Mi último descubrimiento.

a6ca852c0e4457cc00206fabc6626f27Lo esperamos todo el año y después se termina enseguida. ¿No es una pena? Pués nada, a esperar al año q viene. ¡Suerte con el invierno y la nieve !

La opinión de Mum.

Comienza un nuevo curso para todos, planes nuevos y un montón de meses por descubrir ¿Qué es lo que nos traerán? Espero que muchas cosas chulas.

Agua, nubes y dulce.

Soficó de 10 años, dice:

A ver,¿Alguién conoce o sabe la diferencia entre las nubes de algodón y las de agua? Por suerte yo sí. Y no solo porque las de algodón estén más ricas, si no que son más dulces. Por que… ¿Quién ha probado alguna vez las de agua? Nadie conoce su sabor a lo mejor no tiene ninguno, pero quién sabe. Tal vez y solo tal vez, alguien consiga probarlas, aunque solo sean agua evaporada.

¿Alguién conoce lo de que cuando las nubes se enfadan llueve? Probablemente nó porque eso me lo acabo de inventar.

Os dejo con mis nubes preferidas.

nubes1 okEstas porque se comen.

2c300645dcc1b4b9d703ec734f53b061Estas porque dentro de poco van a llorar.

d8ab5d991d88bdab2a413dcc8120a59aEsta porque es fashion.

6440a260dea5106514f227653e702e6cY esta es la Mum.

La opinión de Mum.

Sí, sí. Yo quiero esa nube para mi. Y cuando me suba creo que ya no me voy a bajar.

The Ice creams ¿Cuál es el tuyo?

44ef146d48da8e8121625902ad2da505

Opinión de Soficó. 10 años.

Entre el caluroso verano y el luminoso sol, nos morimos de calor, pero… Aquí están los sabrosos y refrescantes helados. Que no solo nos dan una sensación de frescura, sino que nos refrescan la vida.

Además podemos elegir sus sabores, sus accesorios como: Gominolas o virutas de chocolate, también pueden ser de hielo o de leche… Cada persona tiene sus favoritos que en verano no paran de comprar como yo.

A mí me gustan los de hielo como el “Tuister” o el “Calipo” que están deliciosos pero no nos olvidemos de los helados de toda la vida como los “Sorbetes” y a veces nunca tiene que faltar un buen granizado. Pero no solo hay helados y no es por meterme en otro asunto, pero… a quién no le apasiona la piscina o la playa, que acompañadas de un heladito bien fresquito, es el paraíso. ¿NO?

dfd8dc2420b4ec92e3f34865fabed629¿Que helados te gustan a tí?  Yo te propongo algunas sugerencias:

6f8556a842d2d6ace52007b9101dac7b7f68612dffe7990e7549d3b9f3034a1d20217f8ab0633cd3bc82a2870da3ecb944b77698e6f3d3654d44ad702b036ec0

La opinión de Mum (edad desconocida)

A mi me encantan los sorbetes de frutas ¡Síiiiii!

“Quiero que mi hijo sea creativo pero que no se manche, por favor”.

¿Dan valor los padres a la creatividad de sus hijos? ¿Dejan que experimenten? ¿Creen que la creatividad les ayudará a estar más preparados para afrontar la vida?

Estas son algunas de las preguntas, a las que da respuesta el estudio realizado  por un grupo de sociólogo,s para la marca KH-7. Hay que apuntar que es la primera vez que se analiza una muestra tan amplia: 1.600 encuestas.

Los resultados fueron presentados el día 11 de este mes por el presidente de KH Lloreda, José Mª Lloreda. Junto con Fernando Alberca, educador y autor del libro “Todos los niños pueden ser Einstein”. Y los sociólogos autores del trabajo.

JIrun61798 okLa conclusión del muestreo es como de costumbre, en estos casos, contradictoria ¿Por qué? Porque solemos decir una cosa pero hacemos la contraria.

¡Ay papis y mamis! Os han pillado. Un 98% de los padres creen que dejar experimentar a los niños contribuye a su desarrollo y aprendizaje, pero después un 70% de ellos, cuando llega el momento, no permiten que sus hijos experimenten sin la supervisión de un adulto. Así que les restan libertad de expresión.

Además las actividades más experimentales, casualmente son las menos permitidas.

Deportes 82%. Juegos en el parque 63%. Experimentar con aparatos electrónicos sencillos 60%.

JIrun61870(1) okLa mayoría de los padres no creen necesario estimular la creatividad de sus hijos, ya que un 63% de ellos la consideran una cualidad innata.

Y si a esto le sumamos que un 83% de los encuestados le preocupan que su hijo se manche… la conclusión es:

“Sí. Quiero que mi hijo sea creativo, que experimente pero que no se manche”.

¿Solución? KH-7. Sin manchas.

Aunque yo lo redondearía en este caso un poco más:” KH-7. Creatividad sin manchas”.

Bueno, aquí os dejo estas estadísticas para que las reflexionéis papis.

¿Sóis también vosotros contradictorios? Yo me lo voy a preguntar, no creáis. Pero que sepáis chicas, que las madres somos más permisivas en este sentido que los padres. Así que nos apuntamos un tanto.

La opinión de Soficó. 10 años.

Para qué experimentar si después te dicen que no puedes, para eso ni empiezas.Es injusto porque a los niños nos gusta ser creativos.

Así se localiza a los futuros cerebros científicos.

Ayer leí un artículo en él que hablaban sobre el Tercer Congreso Investiga I+D+i que estos días se celebra en Madrid. Un congreso que trata de fomentar el interés por la investigación y la tecnología.

SONY DSC

Algunos de los chicos seleccionados entre 1200 candidatos no tienen un expediente académico sobresaliente. Tenían buenas notas pero no eran excelentes, hasta que encontraron el estímulo apropiado para despertar su curiosidad ciéntífica.

Este hecho me hace pensar en el post con el que inaguré este blog, ya que una vez más se demuestra que las teorías de Sir Ken Robinson son completamente ciertas. Existen mentes con una sensibilidad especial que nos pasan inadvertidas, ni si quiera ellos mismos saben que la poséen. Este congreso trata de darles ese empujón que necesitan.

¿Cómo se selecciona a los participantes? Los trabajos de investigación se desarrollan durante un año y se seleccionan 100 entre, como hemos dicho antes, 1.200 candidatos.

Entre los temas escogidos para su investigación hay temas tan complejos como el diagnóstico genético de enfermedades del siglo XXI ó la clonación de seres vivos.

Pero lo importante de este tipo de iniciativas es que más de un jóven descubre su verdadera vocación. ¿Estará entre ellos el próximo premio Nobel?

La opinión de Soficó. 10 años.

Cuando esté en 4º de la ESO yo me apunto.