Llega a nuestras cocinas Food in the Box.

Todo comenzó con los asadores de pollos. Ese típico sitio que todos tenemos fichado cerca de nuestras casas, para que no saquen de un apuro un domingo cualquiera a medio día.

Después aparecieron como setas, esos lugares donde podías comprar “comida para llevar”. Muchos asadores de pollos también hicieron el doblete.

Mas tarde se pusieron de moda los catering y ahora llega… Food in the Box.

Una fórmula divertida y refrescante de hacer una comida en casa, sin que te falte ese ingrediente imprescindible de la receta, que te chafa el menú que te apetecía hacer.

plato-1El sistema es bien sencillo, entras en Food in the Box, eliges que tipo de comida quieres hacer: una cena romántica o con amigos, cocina internacional o con niños, una receta vegetariana o una rica merienda. Eliges entre sus Boxes y recibes en tu domicilio la receta solicitada, sus ingredientes exactos y listo ¡A cocinar en casa sin que nada te falte!

plato-3

Pero esta idea tiene un giro más, también tú puedes vender tus recetas ¿Cómo? Te das de alta, subes tus recetas, comienzas a vender y recibes tus comisiones. Ellos se ocupan de proporcionarte una newsletter semanal entre sus clientes, encuentran marcas que promocionen tu receta y crean para ti concursos y promociones.

plato-4Un proyecto de ida y vuelta que, a mí personalmente, me parece ingenioso, original y con mucha chispa creativa. Buen provecho chicos.

La opinión de Soficó. 14 años.

Yo creo que estaría muy bien pedirles una receta. Primero a mi me da pereza buscar los ingredientes y además te puede costar más caro comprarlos tú. Aunque yo le añadiría a esas cajas algo de repuesto, por si te equivocas que es lo que me suele pasar a mi. Yo una vez hice las magdalenas del revés. Hicimos mi amiga y yo lo último lo primero y lo primero lo último. Un desastre.

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

La Coca Cola ahora se come.

Lo que más te gusta beber, ahora también se puede comer.

Stéphanie Bulteau ha publicado “Coca Cola. 30 sabrosas recetas dulces y saladas”. En él experimenta con este famoso refresco y concluye diciendonos, que es un ingrediente sorprendentemente cómplice en la cocina.

Con él puedes caramelizar carnes, confitar verduras. Se puede cocer lentamente y también se puede marinar. Potencia el sabor de la fruta y del chocolate. Y logra que todos los platos tengan un toque más cosmopolita.

Como Stephanie dice, su cocina viene de su curiosidad, de su intuición y de sus viajes al rededor del mundo. Siente debelidad por experimentar y crear sensaciones gustativas diferentes. Desde luego estas recetas pueden hacerle justicia.

Mimi muffins de Coca Cola. Alitas de pollo caramelizadas al limón. Sopa china con Coca Cola o Bizcocho de chocolate y Coca Cola son algunas de los platos que nos propone.

Sin duda utilizar Coca Cola en la cocina resulta curioso y es por ello que he querido compartir esta información con vosotros. Eso sí, prometo hacer una de sus recetas y deciros, si realmente este ingrediente es tan formidable como Stephanie asegura.

La opinión de Soficó.

Yo bebo Coca Cola a veces pero sin cafeina y otras veces a escondidas.Je,Je.