¿Al encuentro de Mr. Banks o al de P.L.Travers?

c95cc4e82c779075db23e38a7bb9dc75Cuando ví esta película anunciada, pensé que sería interesante conocer a la autora de la nany más original de todos los tiempos: Mary Poppins. Pero cuanto más he ido documentándome para escribir este post, más complicada y turbia me ha parecido esta historia, finalmente adornada por los Estudios Disney.

0a0f91317a259f462e722a47dc435919La película recrea las dos semanas, a principios de los años 60, en que P.L.Travers estuvo en los estudios de Hollywood para adaptar sus libros al guión de Mary Poppins.

En la película se trabaja la tensión entre Disney y Travers. Y lo mucho que se esforzó Walt para conseguir los derechos de las novelas. Aunque la realidad fue que cuando la autora pisó Los Angeles, Disney ya había comprado los derechos y estaba elaborando el guión definitivo. Travers fue para supervisarlo sin mucha voz ni voto, ya que pidió que se anularan escenas, que nunca se anularon y era totalmente contraria a que su obra se convirtiera en un musical repleto de “cancioncitas y bailoteos”. Pero finalmente fue, como todos sabemos, un musical.Que por cierto ganó 5 Oscars.

e3919e00ad2d9d244a5520b85ed602f1El problema real durante esos 20 largos años de los que habla la película, fue que el personaje de Mary Poppins difería del personaje original creado por Travers, su autora.

Yo supongo, y esto no está contrastado, que en las primeras negociaciones tuvo que haber un primer guión donde la escritora viera cual era la visión de los estudios Disney acerca de su personaje principal. Y ahí, segun Wikipedia, empezó una guerra campal entre ellos que acabó gracias a un cheque, así son las cosas. Ya que las ventas de Mary Poppins comenzaron a bajar, y un cheque de 100.000 dólares en los años 60, era un propuesta difícil de rechazar.

78db6a1e02616902828af4f24552304d¿Pero por qué se empeño tanto Disney en llevar a la pantalla esta obra? Parece ser que 1945 su hija le pidió que llevara al cine la historia de la nanny voladora. Y así empezó todo.

83fc7bd6d4d6287b26a0fad7e2f0f553Es verdad que P.L Travers es retratada como una mujer agria y muy compleja, cosa que era cierta, pero no se ha querido profundizar mucho más porque si no hubiéramos descubierto a su hijo adoptivo Camillus, al que separó de su hermano gemelo a los 6 meses de edad y que más tarde al descubrirlo, a los 17 años, se fue a buscar a su familia en Dublín y cayo en profundo alcoholismo que acabó con su vida. Pero esta, quizá sea otra historia, que ni el propio Walt Disney podría haber llegado a endulzar. Lástima.

Las teatreras

Hubo una vez un tiempo en el que no existía Internet, ni la Nitendo, ni la PSP, ni los IPHONE… ni si quiera se había oido hablar de la televisión. En ese tiempo existía el teatro.

Tengo aficción por los teatros, en concreto por los teatros de papel conocidos popularmente como los “Toy Theatre” o los “Halfpenny editors”. Este tipo de teatritos nacieron en 1811 gracias a William West y J.K Green.

Me apasiona el teatro de papel quizá porque es un espacio en él que puede ocurrir cualquier cosa. Donde nacen y mueren historias o simplemente continúan y podrían ser infinitas. ¿Y no era eso lo que hacíamos, cuando jugábamos y nos inventábamos personajes, a los que les ocurrían cosas? Pensábamos, hablábamos y actuábamos por ellos. Era nuestro mundo, un mundo imaginario donde estimulábamos constantemente nuestra fantasía. Ahora todo eso ha acabado. Ya no hace falta crear nada. La máquina o el ordenador plantea el juego, crea los personajes, nos marca las reglas y nosotros sólo tenemos que seguirlo y pasar fases y fases hasta terminar. Quizá nos ayude a desarrollar  destreza o agilidad mental pero no la fantasía. Con nuestra imaginación nos desahogábamos de todo lo que nos pasaba durante el día. Ahora cómo es ese deshago ¿Apretar los botoncitos con más rabia?.

Este teatro lo encontré en la tienda de Benjamin Pollocks.en Coven Garden. Es un lugar muy curioso lleno de teatrillos, marionetas y demás. Creo que pasé, casi tres horas allí dentro, mirándolo todo. Esta pieza es un homenaje al teatro de sombras turco,aunque la obra que se representa es de origen húngaro.

La ventaja que yo le veo, es que cuando te cansas de representar esa obra, puedes hacer otros personajes con cartulinas negras, e inventarte el guión que más te apetezca.

Sólo tienes que dibujarlos, recortarlos y pegarlos a una pajita o palo largo de brocheta para poder moverlos en el escenario. Fácil ¿no?

Así lo vé Soficó.

Me gusta y no me gusta la imaginación. Me gusta porque es muy bonito tenerla. No me gusta porque puedes pensar cosas horribles, como:¡ y si hay un zombie! o algo así.