Las charlas TED ahora en libros ¿Acierto o error?

La Editorial Urano ha comenzado a publicar una colección de libritos que contienen, cada uno de ellos, las mejores ideas de las mejores cabezas pensantes del planeta, en este caso plasmadas en papel.

Y yo me pregunto ¿Serán igual de interesantes que escuchar los monólogos de estos grandes genios durante 18 minutos?

Posiblemente no. Porque aunque la idea sea muy potente, saber transmitirla con un acting adecuado le da ese toque peculiar y personal que no tiene la palabra escrita por si misma.

Estos grandes speaks poseen el arte de la seducción en el discurso. Este es el gran hecho diferencial que existe entre una idea o una gran idea.

Por ejemplo, entre un político o un líder y quizá puedan estar hablando de lo mismo pero no olvidemos que la elocuencia es un don.La manera de ponerla en escena.

Aquí os dejo una de las charlas TED que a mi me emocionaron y que siempre guardo en mi recuerdo. “Las escuelas matan la creatividad” por Sir Ken Robinson. Al que después leí en muchas otras ocasiones.

Supongo que si lo hubiera leído no me hubiera calado de la misma manera.

 

Los “Patitos Feos” del cole.

Erase una vez un patito feo que se sentía fracasado y excluido en la escuela porque no se parecía a los demás patitos. Era raro. Así que se fue de allí y por el camino, casi sin querer, encontró su lugar, encontró su verdadera tribu y dejó de ser feo para convertirse en un flamante y bello cisne. Quizá esta ha sido también la historia de algunas de las personas con más talento del planeta como John Lennon, Paul Mc Cartney, Matt Croening (creador de” Los Simpson”) Ray Chales…

¿Por qué hoy continúa ocurriendo esto? ” Las escuelas matan la creatividad ” dice Sir Ken Robinson y tiene razón.

Merece la pena ver su exposición en TED 2006 además de ser brillante y divertida, arroja mucha luz sobre los problemas de los sistemas educativos actuales.Sistema que tienen su base en los siglos XVIII y XIX y que fueron diseñados para responder a los intereses de la Revolución Industrial en Europa y América. Las matemáticas, las ciencias y las lenguas eran imprescindibles en la economía industrial. Como consecuencia los sistemas escolares nos inculcan una visión muy reduccionista de lo que es la inteligencia y la capacidad personal, infravalorando materias como el arte, la música, el teatro, la danza… Estos podrían ser los talentos de nuestros hijos.

Nosotros, los padres, algunas veces al intentar orientarlos profesionalmente aún los alejamos más de sus verdaderas capacidades, porque creemos que para que obtengan el éxito, deben seguir caminos convencionales. Pero lo cierto es que sólo cuando ellos conecten con sus verdaderos talentos, sabrán quienes son realmente y podrán encontrar su propia “tribu” y apasionarse cada día con lo que mejor saben hacer.

¿Les daremos esa oportunidad?

Cómo lo ve Soficó

Yo quiero ser  cocinera porque es guay parece una carrera extraordinria y diver. Imaginate  tener tu propio restaurante seria chuli,  preparar una cosa que se la fuese a comer alguien sera guayyyyyyyyyyyyyyy  🙂