I´m not a diet

Por fin algo interesante para las adolescentes más coquetas. Así quizá, no tengan que asaltar el arsenal de pinturas de sus madres o hermanas mayores por un tiempo.

Spriengfield Cosmetic. Su línea cosmética de este otoño es very años 50.
Bajo el lema “I´m not a diet”, nos presenta vaselinas en deliciosas copas de helado dignas de ser servidas, por lo menos, en Tommy Mel´s.

O en tarrinas “Take away” con sabores sorprendentes:Gofre, sorbete de mandarina o frambuesa.

Bálsamos labiales en latas de refrescos de cola, banana y naranja.

O en formas de botellas con nombres de cócteles: San Francisco, Malibú o piña colada.

Lip gloss en cucuruchos que recuerdan a los que puedes comprar, en los carritos de venta de helado que hay en  las playas de Californía mientras suenan los Beach Boys.

Con estos sabores y aromas, no me extraña que este otoño nadie se ponga a dieta.

La opinión de Soficó.

La verdad es que son unos estuchitos muy monos. Yo ya se le he dicho a Mum que si quiere que dé mi opinión me los va a tener que comprar para probar como las profesionales.