Los universos de Benjamín Lacombe.

Sus mundos creados son sinuosos, mágicos y deliberadamente misteriosos. El ilustrador francés Benjamín Lacombe extrena un nuevo proyecto, un nuevo libro. Esta vez ha ilustrado la ópera Madame Butterfly. Una pequeña joya que puede convertirse en un genial regalo de Navidad.

MariposasMariposa 2Benjamín Lacombe es uno de mis ilustradores fetiche, es cierto que su estilo recuerda mucho al de Rebecca Dautremer, de la que ya hablamos hace tiempo en este blog, pero quizá este autor tenga un punto más melancólico.

Aquí os dejo algunas de sus ilustraciones. Disfrutarlas.

BlancaGisellondinecisneLa opinión de Soficó. 12 años.

Sigue nuestros contenidos exclusivos para Cosmopolitan t.v en http://www.cosmopolitantv.es/soficoandmum/

El pequeño teatro de Rébecca Dautremer

Es un teatro de troqueles imposibles. Es un teatro pequeño, sí pero muy profundo. Parece un gran túnel en él que alguien se ha olvidado de ponerle un fin. En el escenario están todos los personajes de esta ilustradora infantil y al pasar sus páginas, cada una de sus creaciones se presentan ante nosotros, haciéndonos una reverencia y dejandonos a los piés, una de las frases que pertenecen a sus historias personales.

Siempre en gouache sobre papel de acuarela Rébecca Dautremer crea sus nnnmundos de trazos cuidados. A cada obra le envuelve de un halo de magia. De una perspectiva aún desconocida.

Rébecca estudió en la afamada Escuela Superior de Artes de París. A sus dibujos siempre une sus conocimientos de fotografía. De ahí la atmósfera de sus escenas, su tratamiento de la luz y su paleta de colores desbordantes.

Es una hechicera que ha sabido robarle el alma tanto a los niños curiosos  como a los niños “grandes”.

Rébecca no se limita a ilustrar, le gusta participar en la dirección artística de la obra. Así el resultado es más rico y completo.

Gusta también de adaptar cuentos tradicionales y reinventar a sus personajes, como es el caso de su “Cyrano” ambientado en el japón feudal.

Este teatro es una pequeña joya no para niños, si no para el niño o niña que aún llevan dentro sus padres.

Se hace la oscuridad. El telón sube. Silencio. La obra va a comenzar.

La opinión de Soficó.

Para mí que es más para mayores que para pequeños, pero es igual de distraido. Además los dibujos son raros pero a la vez super bonitos, esa es mi opinión.