ser mujer, ser madre

No sabía muy bien de qué hablar desde hace semanas, pero hoy me he dado cuenta de que no podía pasar este día sin hacerle un pequeño homenaje a las madres, a las mujeres.

Confieso que cuando era joven y comencé mi carrera profesional me decía a mi misma: en la próxima vida me pido hombre porque tenían más opciones que las mujeres, pero cuando cruzas la línea y te conviertes en madre, te das cuenta que ser mujer es genial. A pesar de que los niños no, no vienen con instrucciones, que tus compañeros te miran mal cuando te vas pronto a casa, que tu marido nunca se compromete como tú te has comprometido y que todo lo que les duele a tus hijos, te duele a ti también, igual o más.

Y sobre todo que de esto, no te jubilas nunca y encima ni puedes, ni quieres hacerlo.

Que es el mayor acto de generosidad que existe, porque te das por entero para dar la vida a otro. Sin garantías, sin más. Solo por amor a alguien que aún no conoces.

Mi madre tiene 90 años y padece un proceso de alzehimer. Y a día de hoy sigue siendo tan madre conmigo, como lo fue siempre y eso es grande, muy grande.

Por eso hoy les dedico un gran olé a todas las madres, que lo son y lo serán por amor a sus hijos hasta la muerte.

¡Felicidades!

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s