Mirando por la mirilla.

http://

Siempre me llamaron la atención las casas de muñecas. Cuando era niña mi deseo es que alguien, quien fuera, me regalara una pero nadie lo hizo.

Así que yo me las apañaba con cajas de zapatos, a las que hacía ventanas recortándolas y forraba las paredes, como podía, de papel de regalo que encontraba por algún cajón de mi casa.Unía varias cajas y cada una de ellas era una habitación.

Más o menos tenían este aspecto.

http://

Cuando me hice mayor ya no sentía tanto interés, y aunque me gusta mirar los cientos de detalles que tienen algunas casas de coleccionistas, me siento incapaz de ponerme a hacer una.

Hoy he decidido dedicarles un post a estas viejas amigas e investigar un poco cuándo comienza esta tradición entre las mujeres adultas.

Parece ser que en el siglo XVII surgen por primera vez las llamadas “Casas de bebés”. Eran armarios expositores llenos de habitaciones en miniatura construidas con todo tipo de detalle. Estas casas-armario eran una aficción de mujeres con un alto nivel de vida y pertenecián a países como Holanda, Inglaterra y Alemania.

http://

Source: google.es via Patricia on Pinterest

Parece ser que hoy en día, las que más gusta coleccionar, son las casas victorianas quizá porque son las más vistosas. Pero sepamos por qué eran como eran estas casas.

http://

La época de la reina Victoria de Inglaterra se caracterizó por el desarrollo industrial y cultural. El comercio crece debido a que los medios de transporte mejoran. La gente también comienza a viajar más, a conocer otras culturas y a coleccionar objetos de otros países.

Las casas van a ser un reflejo de esta nueva sociedad y comienzan a construirse con más adornos.Además el desarrollo industrial permite nuevas formas de hacer las cosas.

Por ejemplo el cristal se comienza a hacer en planchas amplias, al contrario que en las casas georgianas que las ventanas se dividían en cuarterones. Por tanto en las habitaciones hay más luz. Una luz que es necesaria para ver las colecciones que se exhiben en los salones. Porcelanas, tapices, etc… Por ello también las casa en miniatura que las reproducen están llenas de detalles costosos.

http://

Entrar a desarrollar este tipo de hobby, a mi me parece casí como ingresar en una”secta encantadora ” llena de revistas, libros, tutoriales de Google, artesanos que venden piezas únicas on-line.

http://

Puedes asistir a ferias por todo el mundo y relacionarte con gente de otros países por internet, buscando objetos o mostrando tu casa, ya que te ha costado tanto hacerla.

En fin, es todo un mundo.

De momento veamos formas distintas de interpretar casas de muñecas. Hay ejercicios muy curiosos.

http://

Algunas muy modernas donde los vecinos comparten la cuerda de tender la ropa.

Otras hechas con material de reciclaje.

http://

Incluso carátulas de CDs que se transforman en casas.

http://

O todo un barrio descolgándose por una montaña.

http://

La opinión de Soficó. 10 años.

Me parecen muy bonitas pero demasiado difíciles de montar para mi y además la casa de cartón es muy ecológica.

2 pensamientos en “Mirando por la mirilla.

  1. A mí también me han gustado siempre! y creo que a Lucía (9 años) también, porque juega un montón con las 3 que tiene, de madera, de Playmóbil y otra de muñecas actuales. Son un juguete y hobbie estupendo. Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s